Recientemente y de casualidad me tropecé con un búho…y recordándolo se me ocurrió este post.

Qué miramos? Sabemos hacia donde queremos ir y qué mochila llevar? Estamos conscientes y concentrados como el búho en nuestros intereses o nos dejamos llevar por la inercia?

Nuevas estructuras nos acechan: digitalización de las relaciones, comunicación con las máquinas, inteligencia artificial superior…Y no sirve funcionar como si nada ocurriese. Las cosas ya no son lo que eran, así que o te alías con la tecnología o dejas que te coma.

Quién es el depredador y quien la presa? Es el vendedor el que caza al cliente o es el cliente el que impone sus preferencias?

Importa quienes son tus mentores, importa qué clase de profesional quieres ser y a quien te quieres parecer…

Importa a quien observas fijamente

 

Otros ya están opinando sobre ello….

La innovación produce cambios – Sixto Arias

Mirando fijamente

Un pensamiento en “Mirando fijamente

  • 19 enero, 2019 a las 4:07 pm
    Enlace permanente

    Buenas tardes,
    El cliente impone unas preferencias en base a unos prejuicios perfectamente maleables al antojo del buen vendedor; ya sea a través de publicidad, influencers, buen producto, accesible, asequible… para llegar al otro extremo del hilo=> el cliente cazador-pescador.

    Responder

Responder a K.A.G. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *