por donde empezar a vender

Y ya metidos en el asunto…por dónde empezamos a construir ?  Es esto lo mío?

Desde luego que determinar el rumbo no es tarea fácil…Antes hay que saber cómo somos y a donde queremos llegar, asuntos complicados ambos. Pero en cualquier caso para cruzar este río tenemos que atravesar ese puente.

Vamos poco a poco.

¿Cómo somos? ¿Nos gusta más trabajar con personas o con máquinas? ¿Nos cansa la rutina o es nuestro refugio? ¿Nos atrae la sorpresa o nos encontramos más seguros conociendo el terreno? ¿Tenemos resistencia física o nos agotamos enseguida? ¿Nos asusta el cambio o lo necesitamos a menudo? ¿Nos cuesta aprender o somos insaciables?

¿Cómo pensamos? ¿Tenemos las cosas claras o nos dispersamos fácilmente? ¿Confiamos con frecuencia o casi nada nos sorprende? ¿Nos gusta llevar el control o preferimos que otros nos dirijan? ¿Soñamos despiertos o pasamos de rollos? ¿Preferimos crear o adaptarnos a lo creado?

¿Qué opinamos? ¿Todo está inventado o hay mucho por hacer? ¿Las empresas son humanas o buscan el beneficio? ¿Los vendedores nos mienten o confían en lo que hacen? ¿Valgo para vender o me aterroriza imaginarlo? ¿Mejor vender productos propios o ajenos? ¿Más rentable ser autónomo o contratado?

¿A dónde queremos ir? ¿Busco prestigio o prefiero trabajar en la sombra? ¿Mantengo mis sueños vivos o los adapto a las situaciones? ¿Me preocupa fracasar o me atrevo a lo que sea? ¿Pájaro en mano o ciento volando? ¿Tengo deudas conmigo mismo o estoy libre de cargas? ¿Quiero seguir siendo quien soy o quiero descubrir quien puedo llegar a ser?

Date un tiempo para contestar a estas preguntas y anótalas. Sé sincero al pensar las respuestas y no tengas miedo de descubrir en ti aspectos nuevos.

De tu sinceridad dependerán tus aciertos.

Y cuando lo tengas claro, sigue leyendo

¿Te apetece comentar algo al respecto?

Por donde empezar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *